La Terminal de Bogotá, la más Grande del País con 35 años de trayectoria

La Terminal de Bogotá, la más Grande del País con 35 años de trayectoria

La Terminal es una empresa dedicada a desarrollar, explotar y promover estrategias de movilidad a través de una administración innovadora, que trabaja día a día por prestar un mejor servicio de calidad al ciudadano y al transportador.

Desde hace 35 años, puntualmente desde el 14 de marzo de 1984 comenzó a escribirse la historia de la Terminal de Transporte de Bogotá la “Más Grande de Colombia”, una empresa que nació de la necesidad de prestar el servicio de traslado organizado para los ciudadanos hacia diferentes lugares del país, en un sitio que física y geográficamente cumpliera con una infraestructura adecuada y que permitiera a pequeñas y grandes empresas transportadoras intermunicipales agruparse para trabajar, garantizando el servicio a los pasajeros.

Esta terminal ubicada en el barrio El Salitre inicialmente entró en operación con dos módulos para venta de tiquetes y atendió el servicio intermunicipal con cerca de 54 buses interurbanos, poco a poco fueron entrando en operación tres módulos más, acompañados de los servicios brindados por cerca de 120 locales comerciales.

Hacia los noventas, percibieron la necesidad de expandirse y pensaron en la posibilidad de crear Terminales Satélites, ubicadas en puntos cardinales de la ciudad como complemento del sistema integral del servicio.

Realizaron estudios técnicos que concluyeron el lugar adecuado en el que debían construirse, dando origen a la Terminal Satélite del Sur ubicada en Bosa con la Avenida Boyacá y la Terminal Satélite del Norte ubicada en la Autopista Norte entre las calles 170 y 200, lugares en los que se detectó una alta concentración de viajeros, terminales pensadas como una solución segura para el viajero al abordar el transporte intermunicipal, sin embargo, es hasta la década del 2000 cuando se logra concretar la construcción de la Terminal del Sur (2008).

En el año 2016 llega a la Terminal de Transporte de Bogotá la primera mujer gerente en 35 años de operación, en un sector que por décadas había sido gerenciado por hombres.

La abogada María Carmenza Espítia asumió y enfrentó uno de los retos más desafiantes, lograr concretar la entrada en operación de la Terminal Satélite del Norte, obra necesaria para mejorar la movilidad, la calidad de vida de los ciudadanos, brindando condiciones dignas y de seguridad a los pasajeros que abordan el transporte intermunicipal desde Bogotá hacia los diferentes corredores del país.